Murió Roger Moore, el James Bond más refinado e irónico

A diferencia de algun otro de sus compañeros, Roger Moore, fallecido este martes en Suiza de cáncer a los 89 años, ya era un actor popular cuando lo eligieron para convertirse en el tercer Bond, James Bond, tras Sean Connery y el efímero George Lazenby. Desde la segunda mitad de los años 50 era uno de los más atractivos y exitosos rostros de la televisión británica, con series como "Ivanhoe" y sobre todo "El Santo / The Saint", en la década siguiente, un perfecto aperitivo antes de enrolarse en el Servicio Secreto de Su Majestad, en los 70. A día de hoy, ningún otro actor ha hecho más películas como 007.
© Redacción-NOTICINE.com

Colaboración: Los terroristas no bailan

Por Sergio Berrocal    

Imaginen a los padres que han acudido a la salida de la sala de conciertos Arena de Manchester donde la cantante Ariana Grande da un concierto. Son apenas las once o poco más del lunes 22 de mayo de 2017. Una hora decente para recoger a los chiquillos, que saldrían llenos de historias y de músicas. Se ha oído un estruendo. Es una explosión (¡Dios mío! Se exclama una muchacha que huye despavorida). Pero Dios, el de los niños no está allí. Está únicamente el dios de los malos.
© NOTICINE.com

Colaboración: El mensaje del ángel caído

Por Sergio Berrocal     
 
"Black Hawk derribado / La caída del Halcón Negro / Black Hawk Down" (2001) va más allá de las películas de guerra. Ridley Scott, ahora en los cines con "Alien: Covenant", es un gran artesano y un enorme manejador de cámaras, situaciones y actores, pero sobre todo un quizá ignorado predicador de catástrofes.
© NOTICINE.com

Colaboración: Salomé, la gitana sin película

Por Sergio Berrocal    

Bob, andaluz acostumbrado a los travestidos extranjeros que minaban la costa frente a Africa de donde casi todos los días se escapaban subsaharianos desesperados, era triste. Su rostro podría haber salido de una nave espacial y sus ojos globulosos daban la impresión de haber visto cosas, muchas cosas, de las que no parecía guardar un recuerdo agradable. Su único amigo visible e identificable era el cigarrillo que le había casi incinerados los dedos de la mano derecha. Los empalmaba y de vez en cuando los mojaba en una copa de coñac español.
© NOTICINE.com

Colaboración: Céline en la playa

Por Sergio Berrocal    

Nunca conocí a Pauline, la heroína de un cine de autor a la que Eric Rohmer, culto e intelectual cineasta, mandó a la playa, a una extensión de arena frente al mar, playa de Normandie, en una película más de hombres y mujeres, de amor y desengaño. Sí conocí a una Céline que lucía su palmito en una playa arenosa al infinito de Le Tourquet, en el Pas de Calais, en el norte de Francia, donde en otros tiempos hubo muchas batallas y ese heroísmo forzoso y forzado de la guerra.
© NOTICINE.com