A 25 años de "Algo para recordar / Sintonía de amor / Sleepless in Seattle", clásico de la comedia romántica

por © Luis Díaz García-NOTICINE.com
"Algo para recordar"
Se considera uno de los clásicos de la comedia romántica, con todos los ingredientes del sentimentalismo más emotivo, y consagró a sus dos protagonistas, Meg Ryan y Tom Hanks, como los "enamorados perfectos". Ahora, "Algo para recordar / Sintonía de amor / Sleepless in Seattle" cumple 25 años, sin que probablemente ninguna otra cinta del género haya logrado superarla en nuestros recuerdos.

– "Las personas que han amado una vez están más predispuestas a volver a amar. Sam, ¿cree usted que existe alguien a quien pueda amar tanto como a su mujer?"

– "Verá, doctora, eso cuesta creerlo".

– "¿Y qué es lo que va a hacer?".

– "Pues voy a levantarme cada mañana y respidar durante todo el día. Dentro de un tiempo no tendré que recordarme que me tengo que levantar cada mañana y respirar. Y dentro de un tiempo ya no tendré que hubo una época maravillosa y perfecta".

Esta conversación radiofónica, que los nostálgicos de las comedias románticas que proliferaron en los años noventa reconocerán, es el motivo por el que Annie Reed (Meg Ryan) se obsesiona con el hombre que cuenta la pérdida de su esposa, Sam Baldwin (Tom Hanks).

"Algo para recordar / Sintonía de amor / Sleepless in Seattle" fue un proyecto por el que su productor, Gary Foster, estuvo peleando para sacar adelante tres años. Con motivo de estas bodas de plata, Foster ha publicado un artículo en Deadline en el que cuenta cómo fue el proceso de producción.

"Mirando hacia atrás hace 25 años, me doy cuenta de que el viaje con "Algo para recordar / Sintonía de amor / Sleepless in Seattle" fue una educación sobre el desarrollo de las películas. Fue un momento en que los ejecutivos de Hollywood no determinaron el camino del desarrollo de un guion. Esperaban que los productores hicieran su trabajo, tuvieran un punto de vista e impulsaran el talento adecuado para involucrarse. Era mi producción, y se esperaba que lo ejecutara. En ese momento, ese era el arte de producir. Tuve una visión clara de lo que pensaba que debía ser la película, y en el camino tuve que aprender a mantenerme firme, y no permitir que mis ideas se vieran comprometidas, mientras que otros dejaban ver sus interpretaciones de lo que debería ser la película", apunta Foster.

Dirigida por la ya desaparecida Nora Ephron, la cinta cuenta la historia de Sam Baldwin, arquitecto que se queda viudo y debe cuidar él solo a su hijo Jonah. Será su hijo el que llame a un programa de radio, convencido de que su padre necesita una mujer que le devuelva las ganas de vivir. Annie Reed, una joven periodista, está a punto de casarse, pero decide contar el caso y viajará desde Lancaster, Pensilvania, a Seattle para conocer el dueño de la voz radiofónica.

Gary Foster continúa explicando que "La historia de cómo se hizo la película y se convirtió en un clásico tiene sus propios giros y giros dramáticos. Era un productor de 29 años que se lanzó a las grandes ligas de Hollywood", e "Iba a enfrentarme a situaciones que eran nuevas y mucho más complejas que todo lo que había experimentado en mi carrera hasta ese momento".

En primer lugar, TriStar Pictures pensaba que el guion no era lo bastante sólido y que era mejor guardarlo en el cajón. Finalmente, fue Mike Medavoy, legendario productor de Hollywood ("Platoon", "Amadeus") y director de TriStar, el que sacó adelante la película. La insistencia de Gary Foster con los directivos también fue vital para que no diesen por muerto al film.

El proyecto seguía su curso. Una vez contactaron con Meg Ryan para el papel protagonista, que en ese momento era la estrella de las comedias románticas, decidieron que Nora Ephron sería la directora. Su labor en "Cuando Harry encontró a Sally / When Harry Met Sally" fue lo que convenció a Foster. Quería a alguien con experiencia detrás de las cámaras en el campo de la comedia romántica.

Y aunque también quería a Ephron para la reescritura del guion, esta no podía. Entonces contacto con David Ward, ganador del Oscar por "El golpe /The Sting", que, sin tapujos, dijo que tenía un agujero en el guion. "Gary, tienes un gran problema con el guion. Ningún hombre fuerte que sepa levantaría el teléfono en la víspera de Año Nuevo, o en cualquier otro momento, y llamaría a un programa de radio para comenzar a compartir sus problemas emocionales en el aire", le espetó Ward. Para solucionar esto, Ward pensó que debía ser el hijo del protagonista el que llamase al programa. Bingo.
 
Solo faltaba el compañero de Ryan. Y fue más fácil de lo que Foster esperaba. La propia Nora Ephron consigió a Tom Hanks para el papel protagonista. Aunque la relación directora-protagonista no era buena al principio, lograron conectar. Ya estaban todas las piezas: rostros conocidos, una directora de prestigio y 21 millones de dólares para grabar un nuevo éxito.

El resultado fue 227 millones de recaudación y varias nominaciones de inmenso peso, como las tres a los Globo de Oro por Mejor comedia, actor (Hanks), actriz (Ryan) o las dos a los Oscar, por Mejor guion original y canción original.

Y aunque la cinta pueda envejecer más o menos bien y que ya no sean tan habituales las comedias románticas de corte noventero, es cierto que "Algo para recordar / Sintonía de amor / Sleepless in Seattle" ha sido una influencia para otras películas como "Vacaciones / The Holiday" o "Love ACtually". Esa necesidad de cambiar de vida y empezar de nuevo por amor es la piedra angular de la cinta coprotagonizada por Meg Ryan y Tom Hanks, dos intérpretes que también deben mucho al film.

Si bien Hanks recondujo su carrera desde la comedia hasta los papeles imborrables que haría después, "Algo para recordar / Sintonía de amor / Sleepless in Seattle" fue un antes y un después en su filmografía. Ese mismo año, 1993, empezó a virar su trayectoria y escogió actuar en "Philadelphia", por la que ganaría el Oscar a mejor actor gracias a su papel como abogado homosexual que contrae el sida. Ya no sería el Hanks de comedias como "Big". Ahora vendrían uno tras otro las grandes actuaciones: "Forrest Gump", "Salvar al soldado Ryan / Saving Private Ryan", "Náufrago / Cast Away"...

En cuanto a Ryan, su carrera sí que siguió por la senda de la comedia romántica, terreno en el que se vio más cómoda y donde logró algunos de sus grandes éxitos, como la ya mencionada "Cuando Harry encontró a Sally / When Harry Met Sally". Pero nunca reeditó lo logrado. La fórmula se agotó y entre finales de los noventa y principios de siglo, Ryan no ha participado en ninguna cinta de prestigio.

Como anécdota de la pareja protagonista, si bien "Algo para recordar / Sintonía de amor/ Sleepless in Seattle" fue un proyecto ambicioso y bien acogido, años antes ya habían intentado emular este prodigio juntando a ambos en otra cinta: "Joe contra el volcán / Joe Versus the Volcano". De esta película se podría decir que fue un pequeño ensayo para triunfar unos años después o que la química no tiene por qué llegar a la primera.

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios