Nueva biografía de Ava Gardner incide en su tumultuosa vida sentimental

por © Redacción-NOTICINE.com
Ava Gardner
Han pasado 17 años desde que Ava Gardner, una de las más bellas y carismáticas estrellas de Hollywood, muriera en Londres, con sólo 67 años, y su figura sigue generando el interés de los aficionados al cine en todo el mundo. Prueba de ello es la publicación de "Ava, a Life in Movies", una biografía escrita por Kendra Bean y Anthony Uzarowski, que inevitablemente dedica muchas páginas a la vida sentimental de una diva que ya había pasado por dos divorcios al cumplir 25 años y mantuvo una tempestuosa y larga relación con Frank Sinatra, considerado el gran amor de su vida.

Su primer matrimonio fue con su compañero en el rebaño de la Metro, Mickey Rooney. Ella acababa de cumplir 19 y él apenas tenía un par de años más. Según los autores, el matrimonio se fue enseguida a pique porque el pequeño actor era incapaz de dejar la vida de soltera y ella pronto descubrió que ya no estaba enamorada. En la demanda de divorcio, nueve meses después, ella aludió a "crueldad mental" de parte de Rooney.

Algo, pero poco más, duró su segundo enlace, con el popular director de big bands Artie Shaw, en 1945. Antes de su ruptura conoció a un cantante y actor que se movía en ese mismo ambiente musical, un tal Frank Sinatra. Dice el libro que se encontraron por vez primera en un club nocturno al que asistió con Rooney, y él quedó prendido de sus encantos. Sin embargo, tardaron en tener una relación digna de tal nombre, entre otras cosas porque ambos estaban casados en la época. Esta se desencadenó realmente tras un encuentro en los estudios de la MGM en 1949, un idilio que merece el apelativo de "Días de vino y rosas", ya que ambos eran bebedores empedernidos. De hecho el publicista de Sinatra tuvo que sacarles del calabozo en alguna ocasión porque una juerga acabó con ambos practicando tiro al blanco en unos escaparates.

Inicialmente, esa relación tuvo que ser secreta, ya que el crooner seguía casado con Nancy, quien no quería concederle el divorcio. Lo hizo finalmente conocedora de sus infidelidades con Gardner, que llegó a llamarla por teléfono para asegurarse de que iban a separarse. Así, pudieron casarse por fin en 1951.

Precisamente una de las revelaciones de "Ava, a Life in Movies" es que mientras estuvo casada con Sinatra, Gardner tuvo un aborto voluntario sin decírselo, porque iban a separarse. Lo mismo ocurrió en una segunda ocasión y por el mismo motivo. La actriz no confiaba en la estabilidad de su relación, y de hecho ambos fueron infieles hasta que se divorciaron finalmente de forma oficial en 1957. Sin embargo, desde entonces y hasta su muerte, se vieron y se hablaron telefónicamente en multitud de ocasiones.

Otra relación no muy conocida de Gardner fue con el también actor Fred MacMurray, casado con Lillian Lamont. A pesar de que para entonces la actriz tenía una visión muy liberal sobre las relaciones extraconyugales, no pudo soportar el descubrir que MacMurray acudió a ver a su mujer enferma.

Por aquella época, Ava pasó largas temporadas en España, donde su frecuentación de los bares madrileños dio pie a numerosas leyendas urbanas, sobre todo entre los taxistas. Se retiró de la actuación, sufrió un ataque que la dejó semiparalizada como consecuencia de una pneumonía y se refugió en Londres, donde murió el 25 de enero de 1990, según cuenta su asistenta en el libro, abandonando la vida con una copa de champagne y un cigarrillo medio consumido.

La llamaron "el animal más bello del mundo", y era efectivamente hermosa, muy hermosa, pero también impetuosa, rebelde, y amiga de las noches sin final y bien regadas. Ava Gardner sigue siendo recordada como una de las más magnéticas personalidades de la pantalla, y la única mujer que fue capaz de tumbar a John Huston bebiendo whisky.

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

 

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios