Crítica: "La caída del imperio americano", después de las invasiones bárbaras

por © NOTICINE.com
"La caída del imperio americano"
"La caída del imperio americano"
Por Eduardo Larrocha   

El diálogo inicial de "La caída del imperio americano / La chute de l'empire américain" (2018), que esta semana se estrena en España antes que en Estados Unidos y América Latina, nos sitúa en los términos en los que luego se desarrolla esta película del director canadiense Denis Arcand. Pierre-Paul, el protagonista, es tan genio que le va fatal en este mundo dominado por las leyes del mercado. Alexandre Landry, joven actor de Quebec que da vida a Pierre-Paul, tiene el aspecto melancólico y el despiste idóneo para encarnar al personaje.

Es doctor en filosofía y le dice a su interlocutora que está convencido de que sus conocimientos e inteligencia lejos de ser una ventaja son un hándicap para triunfar y llevar una vida sin sobresaltos económicos. Tras los títulos de crédito, el azar de un atraco coloca a Pierre-Paul ante dos maletas llenas de dinero. Las consecuencias de la decisión que toma este treintañero, de por sí obsesivo e indeciso, desarrollan el argumento de esta producción canadiense que se presentó en la pasada edición de la Semana de Cine de Valladolid, donde se llevo el prestigioso Premio FIPRESCI de la crítica especializada.
    
Denys Arcand, el director de "La caída del imperio americano", cierra con este film una trilogía plenas advertencias sobre la deriva del sistema capitalista y el mundo contemporáneo. Comenzó hace más de treinta años con otra fábula en la que la caída del sistema se anticipaba como "El declive del imperio americano". Hace catorce años llegaron, a juicio del director canadiense, "Las invasiones bárbaras", aquella historia de decadencia moral y redención de un profesor universitario que se reúne de amigos de todo la vida para la despedida de este mundo.
    
Con guión que firma también el veterano realizador, "La caída del Imperio americano", ambientada en la ciudad de Montreal, en la región francófona de Quebec, es una fábula ácida sobre el desastre que se nos viene encima si seguimos empeñados en dar más valor al dinero que a la vida y los afectos. A nivel global las consecuencias de ese empeño errado son palpables en la corrupción del sistema bancario, financiero y los paraísos fiscales.
     
Destaca, casi como coprotagonista, el papel de Maripier Morin, una escort de lujo llamada sucesivamente  Aspasie y Camille Lafontaine. La hermosa y talentosa actriz, hasta ahora desconocida en la gran pantalla española, aporta el punto erótico y amoroso a "La caída del imperio americano".
    
Esta película que ya está en las salas comerciales de nuestro país no es un documental sobre la crisis como "Inside job" de Charles Ferguson, ni una ficción sobre el capitalismo en crisis como "Wall Street", de Oliver Stone. "La caída del imperio americano" va más allá, funciona, divierte, emociona y entretiene como thriller político-económico y de gangsters y también como melodrama romántico. Quien pueda que la vea en francés canadiense con subtítulos. Para los que no tengan esa opción habrá versión doblada al español.

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios