Crítica: "Green Book", música frente al racismo del profundo sur

por © NOTICINE.com
"Green Book"
Por Eduardo Larrocha    

Como sabrán muy pronto quienes vean esta producción de Hollywood "Green Book" (2019) alude al manual para gentes de color en los Estados del Sur: "The negro motorist Green Book". Siguiendo sus indicaciones, los viajeros tenían que estar atentos a la hora de hospedarse y de comer y deberían elegir con tino dónde tomar una copa. De salirse del redil corrían el riesgo de tener serios problemas con la comunidad blanca.

Estamos en los años sesenta del siglo Veinte. Aunque algo previsible, y a veces sensiblera, a pesar de sus dos horas y cuarto de metraje, "Green Book" no se hace larga. Cuando termina esta comedia con tintes dramáticos el espectador quisiera seguir viviendo las peripecias de sus personajes.

Dirigida por Peter Farrelly la película depara una agradable sorpresa dados los antecedentes del director de "Dos tontos muy tontos / Una pareja de idiotas / Dumb and Dumber" o "Vaya par de idiotas / Locos por el juego / Kingpin".  Relata un viaje casi iniciático de Don Shirley, virtuoso pianista de color nacido en Jamaica en 1927. Luchó con dignidad y valor contra la segregación racial de los blancos del sur más racista. Y eso que las élites de esa América profunda, que ahora en gran parte votan por Trump, disfrutaron de las magníficas galas musicales del trío encabezado por Don Shirley.

En el polo opuesto, sus compatriotas negros marginados veían al pianista como alguien fuera de su mundo, dada su solitaria distancia y lujoso nivel de vida.

Junto al músico, a quien interpreta un elegante Mahershala Ali ("Moonlight", "True detective") está Tony Lipp, italoamericano del Bronx, escudero de este genio  quijotesco, magnífico Viggo Mortensen que conduce y refuerza el arrojo del artista, enfrentándose al apartheid de la sociedad sureña. Veremos al actor argentino con 20 kilos de más. Comer hasta la extenuación ha sido el mayor esfuerzo para hacer este papel que comenzó preparando en un interminable banquete de seis horas con el personaje real. El guión escrito por el director y Brian Hayes se inspira en las memorias del verdadero Tony Valellonga. La familia de Shirley se ha llegado a quejar, una vez vista la película, de que no había sido consultada a la hora de contar esta historia del artista fallecido a los 86 años en Nueva York, después de una singular carrera.

La música original de este compositor de jazz con resonancias clásicas es un bálsamo mientras el guardaespaldas atraviesa apacibles paisajes a bordo de su Plymouth azul celeste y en la radio suenan las voces de Aretha Franklin y Little Richard. Asistimos a varias galas en lujosas estancias donde vemos interpretar al pianista con su trío. En su desarrollo, la película va mostrando el íntimo enriquecimiento de los dos protagonistas. Cada uno aporta al otro su peculiar sabiduría.

"Green Book" se estrenó en el último Festival de Toronto. Está nominada a cinco premios Oscar en las categorías de mejor película, actor protagonista y actor secundario, guión original y montaje. De momento ya cuentan con sendos Globos de Oro al guión, comedia y actor de reparto, entre otros galardones que ya ha cosechado este drama musical y "road movie", algo así como "Paseando a Miss Daisy / Driving Miss Daisy", pero a la inversa.

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios