Crítica: "Guardianes de la Galaxia Vol. 2", Chris Pratt y Zoe Saldaña, con más diversión

por © NOTICINE.com
"Guardianes de la galaxia vol.2"
Por Edurne Sarriegui    
 
Y un día, los Guardianes de la Galaxia volvieron. De la mano nuevamente de James Gunn, los personajes de comics más divertidos que ha producido la factoría Marvel reaparecen dispuestos a correr nuevas aventuras a través del Universo. Y sí, continúan haciéndonos pasar un buen rato, y justifican el costo del boleto.

Gunn recurre al mismo elenco de "Guardianes de la Galaxia / Guardians of the Galaxy": Chris Pratt, Zoe Saldaña y Dave Bautista interpretan a Peter Quill/ Star-Lord, Gamora, y Drax mientras que Badley Cooper y Vin Diesel vuelven a poner la voz de Rocket y Baby Groot, los dos personajes no humanos del quinteto.

El equipo de mercenarios recorre el espacio cumpliendo misiones en diferentes lugares. El inicio de "Guardianes de la Galaxia Vol. 2 / Guardians of the Galaxy Vol. 2" encuentra al grupo defendiendo las baterías de Los Soberanos del ataque de un monstruo espacial que amenaza con acabar con las reservas energéticas del planeta. Su éxito en el cumplimiento de la misión les reúne con Nebula (Karen Gillan), la malvada hermana de Gamora, pero las costumbres cleptómanas de Rocket provocan su persecución por parte de la flota completa de los dorados y genéticamente perfectos Soberanos. En la huida, cuanto todo parece perdido, aparece un nuevo personaje que detiene a los perseguidores y dirige a los Guardianes hacia su planeta.

El nuevo personaje es Ego (Kurt Russell), está acompañado por Mantis (Pom Klementieff) y se presenta como el padre de Peter.
 
En esta nueva entrega, el nudo de la trama se centra en los orígenes de Star-Lord / Peter Quill.  Siendo niño fue secuestrado por una banda de maleantes interespaciales y llevado de su Missouri natal al espacio, donde creció cometiendo fechorías. Solo sabía sobre sus orígenes que era hijo de una terrícola y de un extraterrestre al que nunca conoció. Ahora sabrá quién es su padre y qué papel quiere que ocupe en el Universo. Como siempre, todo es a lo grande.

Por supuesto aparecen viejos conocidos de "Guardianes de la Galaxia Vol. 1" como Yondu (Michael Rooker), el forajido junto al que creció Star-Lord, hay cameos de personajes que aparecieron en otros films de Marvel y de nuevos personajes que prometen apariciones en posteriores entregas. Todo para reforzar esa sensación de unidad que, a medida que se multiplican los capítulos de las franquicias, es cada vez más difícil de explicar y recordar.

Esta segunda parte de la trilogía prometida por James Gunn (sí, ya está confirmada la tercera entrega) conserva el humor y la irreverencia de la primera aunque, cosa lógica tratándose de una secuela, carece del factor sorpresa con el que contaba la anterior.

Las personalidades de los protagonistas continúan siendo brillantes, cada uno a su manera, y las nuevas adiciones se incorporan perfectamente. Baby-Groot -que creció a partir de una ramita del desaparecido Groot- se convierte en el centro de atención desde el primer minuto de la película. Es probable que en los próximos meses el merchandising  con su imagen inunde toda clase de productos.  Las conversaciones entre la delicada Mantis y el tosco Drax, que interpreta todo de manera literal, son desopilantes y Rocket, el inefable mapache malhumorado arranca más que sonrisas.

No hay que olvidar que estamos ante una película de Disney y por lo tanto valores como la familia y la lealtad se ven remarcadas continuamente, poniendo más énfasis en la familia que uno elige a lo largo de la vida que a la familia biológica. Incluso hay una referencia final hacia el maltrato infantil dentro del seno familiar.

"Guardianes de la Galaxia Vol. 2/ Guardians of the Galaxy Vol 2" continua en la línea de la primera, dando importancia al humor, con continuas referencias a los años ochenta que divierten sobre todo a los espectadores adultos y con una estética brillante y colorida que la acerca a los comics de los que proviene.
La nostalgia es acompañada por la banda sonora que recurre a música de la infancia del protagonista en la Tierra. Tiene muchos momentos divertidos, otros trágicos y mucha ternura. La acción siempre acompaña las idas y vueltas del guión y los cameos de personajes conocidos harán las delicias de  los que añoran entregas pasadas y de los que esperan las futuras. Los que disfrutaron de la primera, seguramente también lo harán con ésta.
 
Y a no olvidar que no hay que levantarse de la butaca antes de que finalice el último de los créditos porque cinco secuencias más están ahí, esperando, para dejar más chistes y humoradas, referencias al pasado y promesas para el futuro.

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios