La traca final de una saga: "X-Men: Fénix Oscura / Dark Phoenix"

por © Lidia Waya -NOTICINE.com
"X-Men: Fénix Oscura / Dark Phoenix"
"X-Men: Fénix Oscura / Dark Phoenix"
Llega a los cines de medio mundo este fin de semana la traca final de la saga mutante con "X-Men: Fénix Oscura", del guionista y director Simon Kinberg y protagonizada por James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence, Nicholas Hoult, Sophie Turner, Tye Sheridan, Alexandra Shipp y Jessica Chastain. Esta supuesta despedida (con las franquicias nunca se sabe...) recaudó el jueves noche 5 millones de dólares en salas norteamericanas, que adelantan un más de posible número de taquilla.

Habla "X-Men: Fénix Oscura / Dark Phoenix" de la emblemática transformación de Jean Grey (Turner) de mutante dotada a la fuerza más poderosa del universo. Es la culminación de la saga de super héroes con gran producción. Se trata de un thriller de ciencia ficción y un drama centrado en los personajes, además de plantear preguntas intrigantes relativas a la identidad y el destino.

"La saga de "Fénix Oscura / Dark Phoenix" es una de las series más queridas de X-Men en su larga trayectoria principalmente porque no es una historia de héroes y villanos, donde todo es blanco o negro", dijo Simon Kinberg, quien heredó la realización del ahora en horas bajas creador de la saga, Bryan Singer, y ha sido productor de varias de las cintas precedentes.

Para él, era importante contar la saga de Fénix Oscura en la gran pantalla de una forma que hiciera justicia a su distinguido legado. El director también ha querido destacar que "el material original no tiene nada que ver con los demás cómics de X-Men en los que nos hemos basado antes. Psicológicamente es más compleja, y en el plano emocional, más inestable. Las emociones que explora son más crudas que en muchos de los cómics de X-Men" y que "esta película es muy diferente a las entregas anteriores de X-Men".

En cuanto a los personales, Kinberg se reunió meses antes con la protagonista, Sophie Turner, para explicarle los planes que tenía para su personaje. "Le dije que su personaje básicamente se vuelve esquizofrénico, empieza a desdibujarse su identidad y al final se fusiona en dos identidades, que son Jean, que se empequeñece y debilita cada vez, y Fénix, que va creciendo y fortaleciéndose" y "le dije que tendría que transmitir el trauma de perder la cabeza y de matar a personas que ama, y todos los colores del espectro emocional", comentaba Kinberg.

Y por su parte, Sophie estaba encantada con la propuesta, pues le parecía un reto intimidante. "Simon realmente quería plantar la historia y la evolución de Jean en primer plano porque con frecuencia en el género del super héroe el fondo de la historia y la evolución de los personajes pueden perderse tras la acción y los grandes y fabulosos efectos", dijo la actriz. Kinbert define a este personaje como "uno de los pocos personajes realmente atormentados y fracturados. Hay un realismo en torno a ella, su dolor y sus experiencias evocan una enfermedad mental. Es fácil de comprender, nada fantástico. En ella no existen el blanco ni el negro sino solo grises. Es una lucha muy real para muchas personas y por esa la quieren tanto".

Otro papel importante es el personaje de Charles Xavier, interpretado por James McAvoy, que sirve como impulso al cambio de Jean. El director explicaba que "se trata de un tipo que vive en una mansión, que no abandona en ningún momento dicha mansión y que pone en peligro continuamente a otras personas, muchas de las cuales son muy jóvenes. Quería explorar eso y ver la problemática de esa conducta. Hay un ego detrás y se desprende una cualidad muy patriarcal y paternalista. Vivimos en un momento en el que todo esto no pasa desapercibido y ha pasado desapercibido durante décadas de existencia del cómic y casi veinte años de cine". McAvoy lo define como que "a Charles, en esta cinta, se le empieza a subir a la cabeza", que además "está en la portada de Time. Es el rostro público de los X-Men —el que se lleva el mérito por el trabajo de los demás. Es el que hace las alfombras rojas, el que estrecha las manos de los presidentes. Es como aquel padre que adora a sus hijos y cree que son capaces de lograrlo todo. Eso suena bien, pero la parte negativa es que, si fracasan, si incumplen las grandes expectativas y frustran las esperanzas depositadas en ellos por parte de Charles y de la sociedad, considera que le hacen quedar mal a él".

Si bien en un primer momento tenia como fecha prevista de estreno el mes de noviembre del pasado año, esta se llegó a prolongar en dos ocasiones hasta ahora, en el mes de junio, al tener que filmarse escenas adicionales y cambiar supuestamente su conclusión. La causa que explicó McAvoy fue que "El final tuvo que cambiar", ya que "había muchas coincidencias y paralelismos con otra película de superhéroes que salió hace un tiempo".

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.


    

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios