Usual suspects

Benicio del Toro: todo un astro

22-III-01El puertorriqueño Benicio del Toro, nominado al Oscar como mejor actor de reparto por su actuación en "Traffic", se encamina hacia el triunfo según muchos críticos, luego de que recientemente el gremio de actores (SAG por sus siglas en inglés) de Estados Unidos le diera el premio como Mejor Actor, y es que el 90% de los miembros de ese gremio votan en la premiación para los Oscars.La buena estrella parece sonreirle al enigmático actor, considerado excéntrico por algunos que lo conocen, tal vez por su intolerancia con la mediocridad y su pasión por el cine alternativo. Del Toro comenzó a destacarse precisamente en un extraño papel de una inusual cinta, "Sospechosos habituales" (Usual Suspects) en donde capt? la atención de público, productores y directores. Luego viene su gran éxito, a pesar de que aparece como actor de reparto junto a los bien cotizados Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones... es Benicio con su enigmática expresión, a veces un tanto dura, el que logra quedarse con la película interpretando el tipo de personaje en el que muchos quisieran creer, el policía honesto que contra viento y marea trata de hacer cumplir la ley y servir bien a su país.

Del Toro no siempre se perfil? como un actor, de hecho algunos de sus maestros pensaban que iba a ser un deportista, posiblemente en el baloncesto donde se destacaba por ser un jugador ofensivo. Educado en la prestigiosa y exclusiva Academia del Perpetuo Socorro (cat?lica) de San Juan, algunos de sus maestros lo describen como de mirada fija y enigmática, callado y profundo, intolerante con la mediocridad y despeinado. Igualmente se le se?ala como poco gregario, cortés con las ni?as y muy inquisitivo. Una maestra de sexto grado lo recuerda como un ni?o activo en el salón y con inquietudes deportivas, con una actitud natural de liderazgo.

Siendo ni?o (cerca de los siete a?os) falleció su mamá, hecho que debió marcar su vida. Con todo, Del Toro ha ido marcando una trayectoria que definitivamente lo llevará al éxito en un ambiente ingrato y lleno de prejuicios y estereotipos como es la industria del cine norteamericano. Otros actores puertorriqueños han sido cual estrellas fugaces (Juano Hernández, Jaime Sánchez), enmarcados en unos tipos raciales que le negaban oportunidades. Otros, los más blancos como José Ferrer y Raúl Juliá pudieron lograr el reconocimiento que ahora, según parece, puede llegarle también a Benicio del Toro.
© Kino García (Puerto Rico)-NOTICINE.com
Pasos de baile, lo próximo

Javier Bardem, un sólido luchador

A pesar de proceder de una familia realmente de película (un tío -Juan Antonio- realizador, una mamá -Pilar- actriz, además de sus propios hermanos...) a Javier Bardem no lo recibieron en el cine español con los brazos abiertos. Sus comienzos fueron muy parecidos a los del actor que interpretó en "El amor perjudica seriamente la salud". Hasta fue portero de discoteca...El físico, desde luego, marcó irremediablemente el debut de este actor nacido en Canarias hace 31 años y criado en Madrid. Bigas Luna apadrinó sus comienzos, e hizo de él un paradigma del joven "macho ibérico", que se toma la vida con dos "Huevos de oro". En cuatro años hizo otras tantas películas con el cineasta catalán, la recién citada, "La teta y la luna", "Jamón, jamón" y "Las edades de Lulú". También Vicente Aranda le dio otro pequeño papel en la misma línea, el de "El amante bilingüe".

Pero fue con Imanol Uribe, en "Días contados", cuando Javier demostró que además de un físico contundente y un aspecto de rebelde duro, era capaz de interpretar personajes aparentemente opuestos a él. Aquel soplón y yonqui le valió su primer Goya. Luego ganaría otros dos, por "Boca a boca" y "Carne Trémula". Por cierto, esta no fue su primera película de Almodóvar, ya que seis años antes, en el 91, había hecho un minúsculo papel de regidor en "Tañones lejanos".

Ahora, cuando se encuentra en la vorágine de los Oscars, podríamos recordar que su primera cinta en inglés fue "Perdita Durango", y que en la recámara tiene otra película que le va a reafirmar en la memoria anglosajona, "Pasos de baile", española pero dirigida por su colega John Malkovich. Javier nunca soñó con la repercusión de "Antes que anochezca". Hace poco más de un año me contaba en una entrevista que la iban a ver "cuatro gatos". La interpretación, la domina, pero ese olfato...
© JA-NOTICINE.com
Usual suspects

Benicio del Toro, camino del estrellato

El puertorriqueño Benicio del Toro, nominado al Oscar como mejor actor de reparto por su actuación en "Traffic", se encamina hacia el triunfo según muchos críticos, luego de que recientemente el gremio de actores (SAG por sus siglas en inglés) de Estados Unidos le diera el premio como Mejor Actor, y es que el 90% de los miembros de ese gremio votan en la premiación para los Oscars.

La buena estrella parece sonreirle al enigmático actor, considerado excéntrico por algunos que lo conocen, tal vez por su intolerancia con la mediocridad y su pasión por el cine alternativo. Del Toro comenz? a destacarse precisamente en un extra?o papel de una inusual cinta, "Sospechosos habituales" (Usual Suspects) en donde capt? la atención de público, productores y directores. Luego viene su gran éxito, a pesar de que aparece como actor de reparto junto a los bien cotizados Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones... es Benicio con su enigmática expresión, a veces un tanto dura, el que logra quedarse con la película interpretando el tipo de personaje en el que muchos quisieran creer, el policía honesto que contra viento y marea trata de hacer cumplir la ley y servir bien a su país.Del Toro no siempre se perfil? como un actor, de hecho algunos de sus maestros pensaban que iba a ser un deportista, posiblemente en el baloncesto donde se destacaba por ser un jugador ofensivo. Educado en la prestigiosa y exclusiva Academia del Perpetuo Socorro (cat?lica) de San Juan, algunos de sus maestros lo describen como de mirada fija y enigmática, callado y profundo, intolerante con la mediocridad y despeinado. Igualmente se le se?ala como poco gregario, cortés con las ni?as y muy inquisitivo. Una maestra de sexto grado lo recuerda como un ni?o activo en el salón y con inquietudes deportivas, con una actitud natural de liderazgo.

Siendo niño (cerca de los siete años) falleció su mamá, hecho que debió marcar su vida. Con todo, Del Toro ha ido marcando una trayectoria que definitivamente lo llevará al éxito en un ambiente ingrato y lleno de prejuicios y estereotipos como es la industria del cine norteamericano. Otros actores puertorriqueños han sido cual estrellas fugaces (Juano Hernández, Jaime Sánchez), enmarcados en unos tipos raciales que le negaban oportunidades. Otros, los más blancos como José Ferrer y Raúl Juliá pudieron lograr el reconocimiento que ahora, según parece, puede llegarle también a Benicio del Toro.
© Kino García (Puerto Rico)-NOTICINE.com
Odios urbanos

"Amores perros": Un cuarto de siglo después...

22-III-01"Amores perros", sugestivo título siempre inmerso en la trama, es la opera prima de Alejandro González I?árritu (México, 15/08/1963), con una trayectoria en radio y televisión como disc-jockey, publicista creativo, director y productor, autodidacta cinematográfico, quien hace su debut en el largometraje con esta historia de Guillermo Arriaga, argumento que les toma a ambos tres años de trabajo. Este domingo opta al Oscar de mejor película en lengua no inglesa, primera candidatura mexicana en más de un cuarto de siglo.

Los protagonistas de “Amores Perros” convergen en el tiempo a raíz de un accidente automovilístico. Este fatal añontecimiento es el punto de partida, que enlaza al auditorio con el presente, pasado y futuro de todos los personajes, narración a saltos en el tiempo, dividida con salidas a negros e intertítulos que anuncian el paso a la siguiente historia. Arriaga analiza la dinámica social de la metr?poli en que vivimos, a través de las relaciones entre parejas, hermanos, padres e hijos de distintos estratos econ?micos.

La cinta dividida en tres historias, pierde el ritmo y la fuerza inicial de la primera narración verdaderamente redonda, al continuar con relatos bastante menores en ritmo y actuación. En afán de una textura hiperdinámica, el aspecto formal predomina sobre las historias, apoderándose paulatinamente del espacio, mediante la cámara al hombro -sin tregua alguna- y el sonido ambiente mezclado con la banda sonora, elementos que acaparan, acentúan y refuerzan estrambóticamente situaciones y sentimientos. “Amores Perros” no resulta novedosa en su narrativa, el caso del mismo evento visto desde distintos ángulos o con diferentes posibilidades, y los encuentros y desencuentros como parte del destino, han sido expuestos en “Rashomon”/Kurosawa/1951, “Atraco Perfecto”/ Stanley Kubrick/1956, “Corre Lola corre”/ Tom Tywacker 1998. La dirección escénica de González I?árritu es magnífica, la película expone situaciones límites y momentos de tensión muy bien logrados, y cuenta con dos extraordinarios actores, Gael García Bernal, due?o del perro de pelea, añostumbrado a la vida violenta, aún así tierno y cari?oso a su manera y Emilio Echevarría como el exguerrillero, ahora sicario. Nos enfrentamos a una película de cuidadoso trabajo, bien realizado y ambicioso, a través de cuyo guión el director experimenta en el largometraje, plasmando gustos, ideas, influencias y estilos.
© Perla Ciuk (México)-NOTICINE.com
Pedro Almodóvar

A por el décimo Oscar español

22-III-01Este domingo Javier Bardem puede convertirse en el décimo español en conseguir un Oscar de la Academia de Hollywood. De lograrlo, el protagonista de "Antes que anochezca" se convertiría en el único actor de esta nacionalidad que conquista una estatuilla en la categoría, una hazaña que llega más de treinta años después de que por primera vez un profesional de nuestra cinematografía, Juan de la Cierva, fuera destacado con el dorado galardón.Fue en 1969 cuando De la Cierva obtuvo un Oscar Científico-Técnico en el apartado de fotografía por el diseño y el desarrollo de la Dynalens, una lente especial para las cámaras de cine, que le valió el reconocimiento de la industria nortemamericana por su decisiva aportación. Justo al año siguiente la victoria fue doble y por el mismo largometraje, "Patton", de Franklin J. Schaffner. El veterano Gil Parrondo, todavía hoy en activo, se llevó el Oscar a la mejor dirección artística por su trabajo en esta cinta, a la que acompañó el premio que a su vez consiguió Antonio Mateos por la ambientación de esta historia bélica.

En 1971 se repetiría el hito: otros dos Oscar por un mismo film, y de nuevo con Gil Parrondo como uno de los ganadores -es el español que ha logrado el mayor número de estatuillas, dos, y todavía sería nominado otra vez más- por la dirección artística de "Nicolás y Alejandra", también salida de la mano de J. Schaffner. El segundo galardón lo compartieron Yvonne Blake y José Castillo por el vestuario de esta aventura histórica.

Un año después, en 1972, al aragonés conocido internacionalmente, Luis Buñuel, conseguía el Oscar a la mejor película extranjera por "El discreto encanto de la burguesía" (que no fue a recoger a Hollywood por la total ironía con la que acogía estos galardones). Pero el honor del premio no correspondió a España sino a Francia, a cuya nacionalidad respondía la producción. Hasta 1978 no llegaría el siguiente Oscar para el tristemente fallecido Néstor Almendros por la fotografía de "Días de cielo", largometraje de Terrence Malik. Con la llegada de los ochenta José Luis Garci alcanza en 1982 el primer Oscar en lengua no inglesa para España por su célebre "Volver a empezar", una hazaña que más de diez años después volvería a tener lugar cuando ya parecía olvidada con "Belle Epoque", de Fernando Trueba, y que recientemente revalidó "Todo sobre mi madre", de Pedro Almodóvar.
© FP-NOTICINE.com