Crítica: "Mejor que nunca / Poms", animadoras en territorio hostil

por © NOTICINE.com
 "Mejor que nunca / Poms"
"Mejor que nunca / Poms"
Por Eduardo Larrocha  

Comedia simple sobre la vejez y la amistad es "Mejor que nunca / Poms" (2019), película dirigida por Zara Hayes. Con esta producción británica y estadounidense se embarca en el mundo de la ficción la cineasta inglesa que hasta ahora había realizado documentales como "La batalla de los sexos / The Battle of the Sexes" o la serie de Netflix "Cautivos / Captive" que indaga en el mundo de los secuestros.   
     
Un elenco de actrices encabezado por Diane Keaton y Jacki Weaver ("Animal Kingdom") nos llevan "Mejor que nunca" hasta la etapa final de la vida con algunos tópicos sobre el cáncer y la vejez en una urbanización de corte norteamericano para la tercera edad. La comedia nos lleva a un territorio habitado por gente aburrida que consigue desperezarse ante la propuesta de Martha y Sheryl -protagonista y principal secundaria -de formar un grupo de animadoras, que en la cultura anglosajona despierta, al parecer, los ánimos de sus practicantes. Enfrente, y recelosas, tendrán a las líderes locales y a las jefas de la institución que en algo se parecen al Carl Friedricksen de "Up" por sus instintos demoledores. Zara Hayes, que también ha escrito el guión de "Mejor que nunca / Poms", confiesa en el press book que se inspiró en películas de éxito que combinan lo patético con lo cómico tales como "Full Monty" y "Las chicas del calendario". La combinación es cercana al resultado.
    
Hasta siete mujeres se unen a las animadoras y llegan a competir en un concurso ad hoc con rivales mucho más jóvenes. Las abuelas despiertan la carcajada escéptica de las estudiantes que aspiran al trofeo. Junto a la veterana actriz y su colega vemos a otras secundarias menos conocidas en nuestras pantallas como la joven preparadora Alisha Boe, compartiendo pantalla con intérpretes maduras como Pam Grier, Celia Weston, Suehyla El-Attar y así hasta una docena de intérpretes femeninas y algún actor que no sale muy bien parado en su papel de marido furioso o hijo interesado.
    
Que nadie se lleve a engaño y tenga otra expectativa con "Mejor que nunca / Poms" que pasar un rato más o menos entretenido y como mucho echarse unas risas, si procede claro, y está en el ánimo del espectador. No es desde luego el adiós a la vida de Alvin en "Una historia verdadera / The Straight Story", de David Lynch, y menos todavía el personaje del profesor Borg de "Fresas Salvajes", aquella mítica película de Bergman. Al menos tampoco ha pretendido Zara Hayes nada más que eso, entretener, y en su caso demostrar que la amistad y la actividad compartidas son la mejor terapia para asumir el paso del tiempo, en la salud y la enfermedad hasta que la muerte nos separe. Es un cine que lo tiene fácil en nuestras salas, aunque no aporte nada nuevo para amantes del séptimo arte.

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios