Crítica: "El regreso de Mary Poppins / Mary Poppins Returns", regusto del pasado

por © NOTICINE.com
"Mary Poppins"
Por Edurne Sarriegui   

Allá lejos y hace tiempo, cuando el estudio Disney se afirmaba como líder cinematográfico del entretenimiento infantil y familiar, la compañía del ratón Mickey supo producir obras gloriosas que resultaron al cine lo que algunos libros a la literatura: clásicos inolvidables. Uno de ellos fue "Mary Poppins", la mágica niñera que creó la escritora Pamela Travers y que interpretó Julie Andrews en 1964. Y como ya es habitual con sus títulos más taquilleros, resultaba ineludible una nueva adaptación.

Cincuenta y cuatro años más tarde, "El retorno de Mary Poppins/ Mary Poppins Returns" trae de nuevo a la pantalla la música y la fantasía de la primera versión. El estudio más exitoso de Hollywood se aseguró la experiencia de los responsables contratando a Rob Marshal ("Chicago", "En el bosque / Into the Woods") para dirigir la nueva cinta y a David Magee ("Una aventura extraordinaria / Life of Pi") para la escritura del guion.

Corren los años treinta en Londres y Michael (Ben Whishaw) y Jane Banks (Emily Mortimer) son ahora adultos. Michael tiene tres hijos, ha enviudado recientemente y las cosas le van tan mal que está a punto de perder la casa en la que creció. Sigue tan unido como siempre a su hermana que está dispuesta a ayudarle en todo lo que necesita. Pero la vida de la familia Banks está muy complicada y Mary Poppins (Emily Blunt) llegará de nuevo para ayudar a niños y a grandes a poner las cosas en su lugar y recuperar la alegría.

El guion de David Magee apuesta plenamente a la nostalgia -tal vez excesivamente- reproduciendo los pasos de la historia original y dando lugar a muchas escenas similares. La  música de Marc Shaiman genera momentos del más clásico cine musical hollywoodiense en los que el baile remite a antiguos films, aunque no aparezcan temas pegadizos de la talla del "supercalifragilisticoespialidoso" o "chim chim cher-ee" que resuenan en los oídos tanto de los que disfrutaron del original como de los que no lo hicieron.

Emily Blunt consigue recrear el encanto de la niñera y cantar y bailar junto a su coprotagonista, el farolero Jack, interpretado por el actor de origen puertorriqueño Lin-Manuel Miranda, con la misma solvencia y carisma con que lo hicieron Julie Andrews y Dick Van Dyke en su día.

La producción se puede dar el lujo de secundarios como Colin Firth, Meryl Streep, Angela Lansbury y Julie Walters así como el oportuno cameo de Van Dyke, todavía activo con más de noventa años.

"El retorno de Mary Poppins / Mary Poppins Returns" es una gran producción que apuesta al lujo de los viejos musicales. Es entretenida, emotiva y divertida. Permite jugar con la magia y la fantasía a los niños y a los adultos nostálgicos. Y sin embargo, no consigue sorprender, por lo menos a estos últimos. Hubiera sido bonito encontrar en ella un poco más de originalidad creativa.

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios