Crítica: "La sociedad literaria y el pastel de piel de patata", La lectura que nos salva

por © NOTICINE.com
Lily James, en "La sociedad literaria y el pastel de piel de patata"
Por Eduardo Larrocha    

Un grupo de habitantes de una isla del Canal de la Mancha burlan el toque de queda. Nos situamos en el año 1941 en plena Segunda Guerra Mundial. Los isleños entre asustados y animados vuelven de una fiesta clandestina y se dan de bruces con los soldados alemanes de ocupación que les someten a interrogatorio. Salen del paso y del peligro inventándose y dando nombre a su club literario. Es la primera secuencia de "La sociedad literaria y el pastel de piel de patata".  

Claro que lo primero que sorprende de esta película británica es el título. Puede producir un cierto rechazo, pero corresponde fielmente con su traducción del inglés: "The Guernesey literary and potato peel pie society". El único añadido en el original es el nombre de la isla del Canal de la Mancha en donde comienza y transcurre gran parte de la historia. Para esquivar ese posible rechazo Mike Newell, el director -hace años realizó "Cuatro bodas y un funeral"- ha querido mostrar con las imágenes iniciales el sentido de tan rimbombante título. Como su explicación resulta emotiva y hasta simpática nos quedamos tranquilos y seguimos viendo la película.
   
A partir de esa secuencia, este drama de tintes románticos salta un lustro más tarde con la contienda ya terminada. Al protagonismo del grupo rústico literario le sucede el de una escritora, Juliet Ashton, que por el azar de una carta viajará de Londres a Guernesey. Con la experiencia vivida en esa isla construirá un intenso relato motivada por la empatía que descubre entre los miembros de ese club de lectores.
    
Previsible en su desarrollo, lo que pretende esta película es también destilar amor a la lectura como recurso para enriquecer vidas monótonas y como salvación de situaciones difíciles. Algo parecido, pero no tan bien construido, a lo que nos ofreció hace un año Isabel Coixet  en "La Librería" que transcurría en un ambiente rural en otra localidad de Inglaterra.
   
Protagoniza "La sociedad literaria y el pastel de piel de patata"  Lily James, actriz  muy bella que abusa de unos cuantos gestos como recurso melodramático. James –bien conocida en series de la televisión británica- interpreta en la película a Julliet Ashton. Ahora mismo se la puede ver en la cartelera de cine en el reparto de "Mamma mía, una y otra vez". Junto a ella y entre otro nutrido grupo de secundarios de cierta solvencia destaca Michiel Huisman la réplica masculina de la protagonista. El guión está basado en una novela histórica de Mary Ann Shafer y Annie Barrows que estaba casi descatalogada pero que ha tenido un nuevo tirón de lecturas y ventas a raíz del rodaje de "The Guernesy literary and potato peel pie society".
    
Antes del estreno en salas comerciales españolas esta producción británica inauguró el Segundo Festival Internacional de cine de Barcelona-Sant Jordi el mismo día en que tenía lugar la premiere en el Reino Unido. Podemos pasar un rato amable, sin más pretensiones, en esa reunión literaria rodeados de los hermosos paisajes de Guernesy.

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios