Crítica: "Valerian y la ciudad de los mil planetas / Valerian and the City of a Thousand Planets", futurismo al estilo de Luc Besson

por © Correcamara.com-NOTICINE.com
"Valerian y la ciudad de los mil planetas / Valerian and the City of a Thousand Planets"
Por Ale Nava     

Luc Besson descubrió el comic franceses "Valérian et Laureline" (1967) cuando tenía diez años. Se sintió tan atraído por los personajes creados por Pierre Christin y por el artista Jean-Claude Méziéres que Besson decidió llevar a la pantalla grande "Valerian y la ciudad de los mil planetas / Valerian and the City of a Thousand Planets" (2017), llevando en plan estelar al actor Dane DeHaan y a la top model Cara Delevingne, que por cierto estuvo en México para hacer promoción.

La película relata la historia de Valerian (Dehaan) y Laureline (Delevingne) agentes espaciales del siglo 28 que deberán preservar la seguridad de Alpha, la ciudad de los mil planetas. A lo largo de la misión para desactivar una amenaza radioactiva deberán descubrir secretos y coquetear entre ellos hasta que uno caiga en los brazos del otro. La trama parece confusa por los bastos obstáculos que deben de superar Valerian y Laureline, lo que hace que el espectador olvide por momentos la causa primordial por la cual están luchando estos héroes.

El personaje de Valerian es un héroe joven que a pesar de ser mujeriego y rebelde, sigue órdenes de sus superiores y tiene un historial impecable. El actor de treinta años, DeHaan no logra acoger algunas de las cualidades primordiales de Valerian pues parece más un niño introvertido que un héroe seductor. Por su parte Laureline, una joven independiente y fuerte que sigue a su corazón y lucha por el amor es interpretada por Delevingne, quién ha aprendido sobre actuación en el set de manera autodidacta. Entre Delevingne y DeHaan, no existe química alguna, pues parecen ser hermanos que se molestan unos a otros mas que amantes con una tensión sexual.

A pesar de ya tener una base sólida para guiarse en cuanto a la creación de personajes, el director siempre se preocupó por no defraudar al ilustrador o al escritor de los comics, siempre buscó consejos en Pierre Chrisitin. Sin embargo, el escritor le dijo que prefería ser sorprendido con la creación de Besson. La estética visual nació junto con el guion, ya que a la hora de escribir a mano los diálogos, el director hacía bocetos tanto de los personajes como de las locaciones en los márgenes de las hojas, así lo comentó en la conferencia de prensa.

El elemento que resalta en comparación a otras películas de ciencia ficción es el color, pues "Valerian y la ciudad de los mil planetas / Valerian and the City of a Thousand Planets" tiene una paleta de colores de acuerdo a la apariencia del personaje y el lugar donde vive. Cada detalle se encuentra sumamente cuidado y se puede apreciar gracias a los efectos especiales, los cuales tomaron tres años en realizarse.

A pesar de no haber encontrado una mejor historia con la cual presentar el universo de Valerian y Laureline, el director logra recrear de manera satisfactoria el universo planteado en los comics. Con imaginación ilimitada, "Valerian y la ciudad de los mil planetas / Valerian and the City of a Thousand Planets" encontrará su espacio dentro de las películas de culto de ciencia ficción, más por ser un tributo a los comics que han inspirado grandes películas como "Star Wars" (1977) que por la historia que narra. Ahora, tras un casi desastroso lanzamiento en Norteamérica, llega a las pantallas latinoamericanas y del resto del mundo.

Sigue nuestras últimas noticias por TWITTER.

  

Deja tus comentarios

Enviar un comentario como invitado

0
terminos y condiciones.

Comentarios