El filipino Lav Díaz protagoniza una brillante traca final de la Mostra de Venecia

El director de la Mostra de Venecia, Alberto Barbera, se reservaba su mejor cohete para la traca final. Lleva por título "Ang babaeng humayo" (La mujer que dejó), la dirige el filipino Lav Díaz y ha seducido con sus casi cuatro horas de metraje a los críticos más sesudos del certamen italiano. Este drama sobre una mujer que acaba de salir de la cárcel tras tres décadas condenada por un delito que no cometió se enfrenta a una dura vida cotidiana y a la posibilidad de revancha. Casi tanto como la paciencia exigida por el serbo-bosnio Emir Kusturica para la otra cinta del día final en la competencia del Lido, "Na mlijecnom putu" (En la vía lactea), que con razón fue descartada por Cannes. Por otro lado, el debutante colombiano Juan Sebastián Mesa ha ganado el premio de la Semana de la Crítica.
© E.E. (Venecia)-NOTICINE.com

Recta final para la competencia veneciana con irrelevantes Konchalovsky y Piccioni

Casi todo el pescado -el poco que debe quedar entra la laguna veneciana y las costas del Adriático- está vendido. A estas alturas sólo quedan las dos últimas películas a concurso, que se proyectarán este viernes, y sus dos predecesoras, las vistas el jueves, no han levantado pasiones. Italia, país anfitrión, se despide de la competencia con un drama de madurez, protagonizado por cuatro amigas adolescentes de viaje a Serbia, "Questi Giorni", de Guiseppe Piccioni, no mejor que las dos otras mediocres obras vistas en días pasados, el documental "Spira Mirabilis" y la comedia -también de adolescentes- "Piuma". Con él, compitió un mucho más reputado maestro, el ruso Andrei Konchalovsky (hermano de Nikita Mijalkov), que insiste en el tema del holocausto nazi con "Paradise" sin aportar novedades relevantes.
© E.E. (Venecia)-NOTICINE.com

Venecia: El chileno Larraín hace soñar con premios y Terrence Malick se pierde en el espacio

Pablo Larraín y Terrence Malick, dos cineastas de visiones tan distantes que hasta casi podrían parecer a ratos antagónicas, han animado este inicio de la recta final de la Mostra de Venecia, que se cerrará el sábado, elevando el nivel de la competencia. Sobre todo con el chileno habría que contar directa o indirectamente para el palmarés, en el que bien podría estar su estrella protagonista, Natalie Portman, quien es "Jackie", la viuda de Kennedy, en su efímero laberinto de la Casa Blanca. Dicen que es el mejor papel de su vida. Esteta donde los haya, el texano Terrence Malick ha llegado a dónde quizás siempre quiso estar, el documental, con un "Voyage of Time: Life’s Journey" que refuerza sus virtudes pero también desvela sus defectos.
© E.E. (Venecia)-NOTICINE.com

Daniel Radcliffe y Zachary Quinto se meten en la guerra entre el cartel de los Zetas y hackers

El nuevo equilibrio de poderes en la era digital no siempre depende de autoridades. Los expertos en programación de computadoras y redes, agrupados como hackers, no sólo sirven a intereses inconfesables, sino que algunos -en la linea de los héroes de la gran pantalla- combaten al mal. Los conocidos actores Daniel Radcliffe y Zachary Quinto estarán en "We Do Not Forget", un drama que versará sobre el enfrentamiento entre los piratas informáticos de la organización libertaria Anonymous y el cártel mexicano de narcotraficantes Los Zetas. Dirige y escribe Zach Helm, guionista hace una década de "Más extraño que la ficción / Stranger Than Fiction".
© Ingrid Ortiz-NOTICINE.com

Cansancio en la Mostra con las poco relevantes "Une vie" y "The Bad Batch"

Son siete ya los días de festival y el cansancio se deja notar. La cosa sería diferente con films más excitantes, pero no es el caso. Lo pretende, y mucho, el pastiche postmoderno de la británico-estadounidense de familia iraní Ana Lily Amirpour "The Bad Batch", que es casi tan delirante como un discurso de Trump, pero al revés, y el melodrama francés de Stéphane Brizé "Une vie", completamente diferente en todos los sentidos, tampoco ha sido capaz de generar simpatías.
© E.E. (Venecia)-NOTICINE.com